Vinos: Para quererlos m?s…

16/04/2007
01:07:45 pm
Vinos: Para quererlos m?s…

Uvas de Salta

Siempre he sentido un gran respeto por el tema del vino. El vino para mi es toda una cultura, toda una forma de vida, toda una filosof?a que estaba muy lejos de comprender.

Pocas veces me he atrevido a escribir o hablar sobre el tema, a menos que sea para informar sobre eventos muy especiales. Sigo sintiendo el mismo respeto, pero gracias a Dios, la vida nos va llevando a conocer nuevas cosas cada d?a. He tenido la inmensa suerte de ser una de las personas invitadas a aprender y a contar sobre las cosas que voy aprendiendo sobre el vino. As? lo har?, ahora con mayor respeto todav?a…

He aprendido que una vez que se toman en cuenta las caracter?sticas del vino, lo queremos m?s. Contrariamente a lo que cre?a, apreciar las caracter?sticas del vino es algo f?cil y sencillo, muy lejos del lenguaje acartonado que usan algunos expertos y muchas veces no tan expertos. Para entender lo verdaderamente importante hay que tener en cuenta la vista, el olfato y el gusto. As? podemos analizar primero el color, luego el aroma y finalmente el sabor. De eso trata una degustaci?n de vinos. Y hay que tener siempre presente que casi no hay reglas estrictas, hay que perderle el miedo al tema.

Les cuento guiada por el libro “Culto por el vino” producido por Familia Zuccardi y con textos de Gustavo Choren.

Verlo
A primera vista apreciamos la brillantez del vino. Los reflejos cristalinos y marcados son m?s deseables en los blancos que en los tintos. Los rasgos apagados y opacos no tienen nada que ver con la calidad del tinto.

Para analizar el color se observa la copa sobre fondo blanco, con una fuente de luz cerca.

En los blancos la tonalidad cr?matica se adivina casi de inmediato. Un color amarillo de p?lido a pajizo indica juventud, sobre todo cuando aparecen visos verdosos. A medida que envejecen, los blancos tienen un tono de amarillo m?s subido y oscuro hasta que llegan al dorado.

En los tintos, los reflejos se pueden apreciar inclinando la copa 45 grados. Es normal que el borde del l?quido, con la copa inclinada, sea m?s claro que en el centro. Si el borde mantiene un tono rojo o aparecen rasgos viol?ceos, es un tinto joven. En cambio, los tintos maduros y a?ejos tienen reflejos de color ladrillo o teja.

Olerlo
Primero olemos el vino sin mover la copa. Si hay un olor extra?o o desagradable seguramente hay defecto en su elaboraci?n. Giramos la copa para que el vino aumente la superficie de contacto con el aire y libere sustancias arom?ticas.

Yo la giro varias veces, para darme una idea clara del olor del vino. Los aromas m?s comunes son los de frutas, hierbas, flores, especias, maderas y a?ejamiento. Soy mal?sima averiguando el tipo de fruta, flor o especia. Eso como que no va conmigo, o todav?a no lo he aprendido.

Probarlo
Con un sorbo peque?o se pueden apreciar las caracter?sticas gustativas. Lo hago recorrer toda mi boca. Con el paladar y las enc?as puedo apreciar el cuerpo y la textura, es decir, el alcohol, la aspereza de los taninos y la viscosidad.

Al tragar el vino aparecen los aromas de boca, por la comunicaci?n entre la nariz y la boca, o retrogustos.

Despu?s de tragarlo queda su recuerdo en el paladar. Cuando ese recuerdo es agradable y dura varios segundos, es porque hemos probado un vino de calidad.

Hay tambi?n aromas y sabores primarios, secundarios y terciarios, pero de ellos les hablar? en un pr?ximo post…

Si quieres hacer alguna pregunta sobre el vino, no dudes en escribir un comentario aqui o en enviar un correo a mi direcci?n: milsabores@gmail.com Contactar? a las personas que m?s saben del tema para ayudarte a descubrir la informaci?n que necesites.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *