Tarabish: Juego de cartas, con reglas y trucos.

MENU TARABISH ABRIL 2010 001

Una noche en d?a de semana fuimos invitados a reunirnos para hacer un ejercicio diferente. La agradable compa??a de los anfitriones, los representantes de Tamayo & C?a, del gerente de Exportaciones de vi?a San Pedro, de periodistas del diario El Nacional y una estudiante de la Academia de Sommeliers, fueron definitivamente importantes en la degustaci?n y en los comentarios posteriores sobre cada una de los sabores.

La palabra es bonita: Tarabish y se pronuncia “tar-bish”. Eso es, en el Libano. Aqui en Caracas desde que la escuch? la primera vez no la he podido olvidar. Identifica al restaurant que queda en la parte de atr?s del Centro Comercial Mata de Coco. La comida arabe me gusta. Creo que entre los recuerdos que m?s vienen a mi mente para relacionarla es con el cari?o, la amabilidad y generosidad con la cual nuestros amigos siempre nos la ofrecen. Para mi comer ?rabe es recordar aquella primera salida de novios, la reuni?n entre amigos, los grandes almuerzos al final de una tarde de domingo, o de un d?a de San Juan en casa de los Salima. En una de esas fiestas mi hija Ana Valentina, apenas aprendiendo a caminar, sorprendi? a un gent?o por su enorme gusto al comer un rico plato de kibbe crudo.

Por eso cuando Ana Mar?a Rodr?guez, relacionista p?blica de Distribuidora Tamayo & C?a, me llam? a invitarnos a una degustaci?n en el restaurante Tarabish para compartir opiniones sobre armon?as, vinos y tradicionales creaciones ?rabes, me entusiasm? much?simo. Una extra?a combinaci?n, hasta ahora casi siempre acompa?abamos estos platos con cervezas, con refrescos o con jugos de frutas.

No sab?amos bien por donde entrar al Tarabish, poco a poco preguntando lo descubrimos en la parte de atr?s de donde est? la tienda La Escondida. Es un restaurante de doble altura, una gran sala en planta baja y arriba dos m?s peque?as. Llenas de adornos carcter?sticos y unos lindos faroles con diversos colores y dise?os. Un sal?n para conversar muy agradable y otro con las mesas para el banquete.

A Pablo Acevedo, gerente de exportaciones de la chilena Vi?a San Pedro, lo he visto en diversas oportunidades. Se deja ver por aqui con frecuencia y el dice que viene a Caracas para ver a tantas mujeres bonitas. La verdad es que se nota que trabaja muy de cerca con la gente de Tamayo, con empat?a y gran inter?s en dar a conocer siempre m?s sobre sus vinos. Nos cont? sobre el terrible terremoto de Chile, aclarando que los da?os materiales a las bodegas fueron m?s que todo en las estructuras de las casas m?s antiguas, casi siempre hechas con barro o con adobe. Sobre las p?rdidas en la industria del vino la informaci?n es la misma dada por Wines of Chile. Puedes hacer click aqui para ver. De todo lo sucedido asegura que ha sido bueno ver c?mo todos siguieron laborando con m?s fuerzas, independientemente de los da?os en la industria y en el entorno.

Hablar de vinos chilenos es imaginarse el mapa, siempre diferenciando sus m?ltiples valles con cada una de las caracter?sticas que los distinguen. Es hablar de lo que llaman los franceses el terroir, las condiciones geogr?ficas y clim?ticas que determinan en un alto porcentaje lo que ser? la pr?xima cosecha y el resultado final de cada vino. Nos cuenta Acevedo que las visitas a las bodegas aumentan constantemente y crecen las propuestas a los turistas que llegan, sobre todo, desde Estados Unidos y de Europa. VI?a San Pedro no se queda atr?s. “Son una buena oportunidad para dar a conocer la informaci?n de nuestros vinos hacia los consumidores de otros pa?ses”. Se pueden conocer las diferentes posibilidades de tours guiados entrando en al p?gina web de la bodega.

No era hambre. Era emoci?n por probar las diferentes creaciones de Zeina de Khabbaz. Nos cuentan que ella era ama de casa, no trabajaba afuera, que siempre le gustaba cocinar y recibir a los familiares y amigos. Como siempre cocinaba riqu?simo seg?n las recetas que le daban por tel?fono familiares desde el Libano, especificamente desde Batroun, sus hijos la animaron a montar el Tarabish.

35 SUR Sauvignon Blanc Reserva

Comenz? la cena con un 35 Sur Reserva Sauvignon Blanc. Nos explicaron que es un vino reserva elaborado bajo el concepto de Bi-Valle. “Es un vino muy intenso y elegante. Con sobresalientes aromas a frutas tropicales y pomelos, combinados con notas frescas y minerales. Este es un vino muy frutoso, de una atrayente acidez”. El Valle de Curic? aporta fruta al Sauvignon Blanc, adem?s de volumen de boca y madurez, mientras que el Valle del Elqui aporta el frescor, la mineralidad y la persistencia arom?tica. Es ideal como aperitivo. Se puede disfrutar con mariscos crudos o cocidos, carnes blancas, aves de caza, pescados no grasos, ceviche y ensaladas.

En Tarabish el 35 Sur Reserva Sauvignon Blanc acompa?? un plato bonito y generoso, lleno con diferentes texturas, colores y sabores: Pita natural o frita, cremitas mixtas, tabule, schanclish, fattush.

Castillo de Molina Reserva Carmenere

Seguimos con un Castillo de Molina Reserva Carmenere, de Vi?a San Pedro. Es 90 por ciento Carmen?re y 10 por ciento Cabernet Sauvignon. Con aroma a especies intensas, acompa?ado por un suave piment?n verde que es caracter?stico de esta variedad. “Hay tostado, vainilla y humo proveniente de la guarda del vino en barril. Aroma muy elegante y diferente a las variedades tradicionales”. Seg?n las notas de cata “es un vino de cuerpo medio, con gran riqueza, es decir entrega muchos sabores combinados; deja sensaci?n aterciopelada, se siente la madera que combina muy bien con las especies de la variedad. Es un vino largo, deja sensaci?n de madurez”. Se recomienda acompa?ar a pescados como el salm?n, la corvina, las pastas con salsas en base a crema, parmesano o tomate y salsas fuertes; risottos y carnes rojas poco grasas.

En Tarabish este vino acompa?? a un plato con hojas de repollo relleno, kibbe crudo y falafel. Fue una de las armon?as que m?s me gust?. El kibbe del tarabish es muy bueno, con especies suaves y una textura muy especial. Debo regresar, los tabaquitos de repollo rellenos estuvieron sencillamente gloriosos.

Botella 1865-Cabernet Sauvignon

El 1865 Reserva Cabernet Sauvignon es uno de los mejores vinos de Vi?a San Pedro. Est? elaborado con 100 por ciento Cabernet Sauvignon proveniente del Valle del Maipo. Acevedo explic? que es traspasado a barricas de roble franc?s donde permanece por 12 meses. El 30 por ciento de las barricas son nuevas. El vino pasa cerca de 12 meses en botella. “Es un Cabernet Sauvignon cl?sico, de mucha elegancia. Hay gran intensidad de aromas desarrollados por su guarda en botella, olores algo a tierra, con toques de eucaliptus, que hablan de su origen en el valle del Maipo, todo combinado con tostados y vainillas muy bien integrados con el vino. Es un vino de gran cuerpo, de taninos muy presentes pero maduros y evolucionados por la guarda en botella. Nuevamente aparece toda la elegancia que mostr? en los aromas, combinando una delicada fruta con una bien integrada y balanceada madera”. Recomiendan para acompa?ar carnes rojas en general, aves de caza y quesos fuertes.

En Tarabish este 1865 Reserva Cabernet Sauvignon acompa?? al kibbe horneado y al cordero horneado estilo liban?s, a fuego lento durante muchas horas.

Cabo de Horno

El Cabo de Hornos Reserva Especial es un vino Ultra Premium. Cabo de Hornos hace honor al origen geogr?fico de su nombre: la zona m?s austral de Chile continental, donde convergen con fuerza las aguas de los Oc?anos Pac?fico y Atl?ntico. Tiene su origen en el Valle de Lontu?. Es un vino que presenta gran intensidad de color, concentrado, oscuro, que anticipa parte de lo que ser? su aroma y sabor. Su aroma es intenso, maduro, hay especies mezcladas con madera, caf? y frutas negras. En la boca es de gran cuerpo, buena concentraci?n, los taninos hacen notar su presencia pero en armon?a con el resto de los componentes, es un vino largo muy expresivo, pero serio. Depositado en barriles franceses, nuevos y de un a?o. Sus cepas son 100 por ciento Cabernet Sauvignon. Tiene un potencial de guarda, seg?n Vi?a San Pedro, de m?s de 10 a?os. Envejecimiento de un a?o y medio en barricas francesas m?s un a?o en botella. Lo recomiendan para acompa?ar carnes rojas, quesos maduros y fiambres.

El Cabo de Hornos acompa?? en esta cena tan especial, al gran plato de la noche, el lomito del Medio Oriente.

Al final de la cena, dulcitos arabes nos deleitaron. El tarabish, o juego de cartas, estuvo lleno de trucos. Ofrecernos los mejores vinos de Vi?a San Pedro, de or?gen chileno para acompa?ar estos platos originales del L?bano, que pocas veces acompa?amos con vinos, fue una jugada magistral a la que Marcela Silva, de Tamayo & C?a., se atrevi? apostando a tener todas las de ganar.

?Salud!

This Post Has One Comment

  1. Jes?s

    Hola, me considero un gran admirador de su blog, hasta ahora no hab?a comentado nunca en el. Tarabish es sin duda uno de esos extraordinarios hallazgos gastron?micos de Caracas, yo lo descubr? hace un poco m?s de un a?o y despu?s de ir la primera vez no he podido dejar de visitarlo al menos cada 2 meses, la comida es excelente y la atenci?n es muy esmerada. Que agradable esa experiancia combinada con una excelente degustaci?n de excelentes vinos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *