Sk

Sander Koenen, el maestro chocolatero

sk

Bajo la marca Sander Chocolatier produce actualmente bombones  con  personalidad, le encanta trabajar con ganaches y pralinés, sarrapias, frutos secos y, en general, con sabores de Venezuela.

Acaba de lanzar al mercado su Calendario de Adviento y los exquisitos Tronquitos de Araguaney. Sus bombones y la torta de macadamia y chocolate hacen suspirar a todos.

A Sander Konen lo conocí detrás de un tope inmenso de granito, temperando manualmente kilos de chocolate al día. Estaba frente al stand de Chocolates El Rey, al lado del stand de St Honoré, en un Salón Internacional de Gastronomía hace un montón de años en la Universidad Metropolitana de Caracas.

Era primera vez que yo veía tanto chocolate junto y a alguien haciendo temperado. Sander me explicó todo el proceso con detalle. Varios meses después visitamos Birongo en un paseo con unas seis familias organizado por MilSabores y luego hemos pasado largas temporadas sin vernos.  Hasta que lo vuelvo a encontrar -a el o a sus chocolates- en algún lugar y volvemos a ponernos al día.

Esta vez fue hace pocas semanas que me sorprendió su  linea de tabletas de chocolates en el Centro Cacao, frente a la puerta 25, en el aeropuerto de Maiquetia. Y es que de Sander conocía solo sus bombones. Al regresar a Caracas lo llamé y me contó que ademas está en un nuevo local con su laboratorio de chocolates.

Ayer fuimos Vicente y yo a visitarlo. Nos encantó el lugar, con grandes posibilidades para crecer.

Sander es holandés, hijo de chocolateros holandeses. Estudió en su país una carrera de cuatro años aprendiendo el arte de hacer chocolates. Conversando un día con uno de los proveedores de moldes para la tienda de sus padres, supo que había la posibilidad de trabajar en Argentina o Venezuela. Mandó su curriculum a Caracas y se vino a trabajar con La Praline. Después de unos años estuvo en Chile con Entrelagos y luego regresó a Venezuela y a trabajar por su cuenta. Es el primer experto en chocolates que dictó cursos de bombonería abiertos a todo el que estuviera interesado. El trabajo de algunos de sus alumnos, como Anabella Arcay de Arcay Chocolates y Bryan van den Broucke de La Praline,  se han hecho famosos en el área y han sido reconocidos a nivel internacional. También ha realizado asesorías a empresas que son hoy muy exitosas, como Chocolates Franceschi.

Bajo la marca Sander Chocolatier produce actualmente bombones  con  personalidad, le encanta trabajar con ganaches y pralinés, sarrapias, frutos secos y, en general, con sabores de Venezuela.

Uno de sus más bonitos formatos es el de los estuches con los bombones llamados Guachafita, Musiú, Chevere, Catire y Na’Guará. También produce los chocolates carré en vistosas cajas y tiene una línea de siete tabletas de chocolate, con más o menos un 65% de cacao. Los sabores de estas tabletas son: pimienta de Guinea, café crunch, limón, frutos secos, sal marina, almendra y sarrapia.

Actualmente Sander está estrenando dos productos: El bellísimo calendario de adviento con 25 ventanitas para abrir cada día de diciembre y descubrir un nuevo chocolate con diferentes figuras navideñas y el estuche Araguaney, con doce “tronquitos” de avellana.

Pero ayer probé lo que creo es lo más sabroso que produce Sander: su torta de chocolates y macadamias. Sin duda, es la torta más sabrosa que he comido en mi vida. Se puede encargar la torta completa o comprarla por raciones.

Los chocolates de Sander están a la venta en pocos lugares, pero ubicados con estrategia. Uno de ellos está en la tienda de chocolates o Centro Cacao frente al terminal 25 y en el Dutty Free  del aeropuerto internacional de Maiquetía y el otro en un stand en la tienda Iskia de Las Mercedes. La torta de Sander también se consigue en Fresh Fish, en Altamira.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *