?Qu? fastidio con las cr?ticas!

Si el Sal?n de Gastronom?a fuera un evento exclusivo para chefs, profesores y estudiantes, se convertir?a en una escuela o tal vez, si acaso, en la Academia Venezolana de Gastronom?a. Si no entraran amas de casas, muchas escuelas no colmar?an sus cupos para el pr?ximo curso. (Aunque no estar?a mal indicar el grado de ‘dificultad’ en cada actividad, no como requisito indispensable, sino a modo de informaci?n)

Si el Sal?n de Gastronom?a fuera solo para expositores de comida, cre?nme, mucha gente no ir?a. Y si fuera exclusivo con expositores de bebidas alcoh?licas, saldr?a todo el mundo rascadito. (Aunque siempre es bueno mantener un sano equilibrio entre las dos cosas. Yo vi m?s comida este a?o que el anterior, y eso fue muy bueno)

Para que los salones fueran m?s grandes, tendr?an que contratar El Poliedro. Y entonces muchos no tendr?an c?mo llegar tan lejos, o el fastidio de ir tan lejos ser?a terrible. Y para que fueran m?s chiquitos, o m?s cercano al sureste, tendr?an que regresar al Tamanaco. Imaginen el bochinche otra vez. (Aunque qu? bueno ser?a que estudiaran c?mo controlar los enchufes, el audio, la bulla y todo eso en el CIEC)

Si los expositores fueran c?mo queremos que sean, entonces no ser?an chefs, tendr?an que ser artistas de televisi?n o expertos en oratoria. Tendr?an la labia del que te cont?. (Aunque ser?a bueno planificar c?mo no olvidar las cucharitas, les pas? a muchos)

Si las charlas de las escuelas no fueran sencillas, entonces convocar?an la atenci?n de quienes quieren hacer postgrados culinarios. (Por supuesto, la del CEGA ten?a que decir que ense?a hacer arepitas y pabellones, otra cosa hubiera sido para convocar a doctorados) Algo parecido pas? con el Gaga.

Si los organizadores fueran relajados, todo el mundo les mamar?a gallo. Hubiera entrado el gent?o que intentaba hacerlo a las 9 de la noche el domingo. (Con un letrerito bastaba: “Prohibido ser impuntual”)

Si los foros duraran todo lo necesario, entonces no podr?amos ofrecer un estudio de tv para continuarlo. Si los ponentes hablaran menos, no se har?an propaganda (Bien podr?an hacerlo en un lugar m?s grande, durante todo un d?a)

Si en el SIG no hubiera publicidad, sencillamente no se har?a, porque no producir?a ni un medio y a nadie interesar?a.

?Qu? fastidio con las cr?ticas! Hasta yo las hago…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *