Carnes

Otto Gómez sobre la carne y el cáncer

carnes

 

La revista Time publicó el lunes de esta semana un artículo registrando el impactante comunicado –ver aqui–  de un grupo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que asegura que las carnes procesadas –como las de los perros calientes y la tocineta- causan cáncer y que es posible que las carnes rojas también.

Time informa que la declaración fue realizada por el International Agency for Research on Cancer (IARC), o Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, el brazo de la OMS encargado de dar recomendaciones fundamentadas en riesgos de cáncer. El grupo, que  incluyó a 22 científicos de 10 países, evaluó el poder cancerígeno de las carnes rojas y procesadas basado en una investigación reciente.

Según el organismo, las evidencias en los estudios realizados indican que un consumo diario de 50 gramos de carnes procesadas eleva en un 18 por ciento los riesgos de padecer cáncer colorrectal. También hay vínculos con cáncer de estómago pero de una manera menos concluyente.

La noticia corrió como la polvora entre los medios tradicionales de comunicación y las redes sociales, repitiéndose en boca de todos a pocas horas de las declaraciones del organismo internacional.

“La noticia es alarmista y creo que un tanto exagerada. Creo que la forma cómo ha sido dada es equivocada y sensacionalista” aseguró a MilSabores el venezolano Otto Gómez, autor de libros como Nuestra Carne y  Nuestra Cocina a las Brasas.  “Sobre todo cuando se toman en consideración los niveles de ingesta de carnes por una persona con dieta balanceada. Como todo, creo que el equilibrio en la dieta siempre es fundamental, los excesos son siempre dañinos”.

Aclara Gómez que es importante tener en cuenta a qué se refiere la Organización Mundial de la Salud cuando habla de carnes procesadas. “Son todas aquellas carnes que han sido intervenidas mediante procesos de salazón, curado, ahumado o fermentación para potenciar su sabor o prolongar su conservación”.

En relación a las cifras dadas por la OMS, el experto en carnes señala que no cree que en Venezuela la gente consuma 50 gramos diarios de carne procesada. “Uno se come uno o dos chorizos en parrilla, si acaso una vez a la semana. Porque entre otras cosas, están muy costosos. Creo que deben tener cuidado aquellas personas que consumen con frecuencia -en la calle, apurados, o por temas de economía- perros calientes. Yo sí creo que los químicos en los alimentos son tóxicos para los seres humanos y que debe siempre llevarse una dieta saludable”.

También comentó Otto Gómez en conversación telefónica  sobre lo interesante que sería evaluar los niveles de consumo de carnes procesadas en países como Alemania, Austria, Italia y España y la incidencia del cáncer.

“Esta noticia afectará notablemente a una industria con historia, que tiene cientos de años trabajando con carnes curadas y ahumadas”.  Dice que otros organismos internacionales como la Universidad de Oxford -que ha realizado y publicado estudios contundentes en la materia-,  sobre todo la American Meat Science Association y también la Northamerican Meat Processor Association, seguramente fijarán su posición en relación al comunicado de la OSM, pero no de inmediato. Estima que tardarán varias semanas en reaccionar. También hay que esperar a que otras fuentes de investigación más relacionadas con el tema de la salud, como institutos especializados en cáncer den sus opiniones.

Así nos encontramos con que mientras Otto Gómez recomienda la dieta balanceada, la revista Time recomienda reducir consumos de alimentos como perros calientes, jamones, salchichas, corned beef, beef jerky, carnes enlatadas, preparaciones a base de carnes y salsas como boloñesas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *