Nueva York: ?Divino!

Los Postres perfumados de Roca... Postre “Carolina Herrera”

Este fue mi primer viaje a Nueva York. Conoc?a varias ciudades de los Estados Unidos, pero no Nueva York. Siempre dec?a que no ir?a nunca en vuelo de pasada o para hacer una conexi?n a otra ciudad, que ir?a en invierno y, preferiblemente, durante d?as previos a navidad. Me imaginaba caminando por sus calles llena de nieve hasta las rodillas, viendo los grandes arbolitos de navidad y tarareando los t?picos ‘christmas carols’. De todo, lo ?nico que me duele no haber podido cumplir de lo que imaginaba, es el no haber ido con mi esposo y con mis hijos. Porque todo lo dem?s estuvo sencillamente fant?stico, yo dir?a, sin lugar a dudas, que este fue un viaje hasta milagroso.

?C?mo iba a imaginar que el d?a que fuera a Nueva York conocer?a en un mismo lugar, junto a unas cien personas congregadas en un peque?o auditorio, a los mejores chefs del mundo como son Juan Mari Arzak, Ferran Adri?, Mart?n Berasategui, Alberto Chicote, Dani Garc?a, Quique Dacosta, Enrique Mart?nez, Joan Roca, Paco Torreblanca y que me encontrar?a nuevamente a Paco Roncero? Claro, lo planifiqu? asi varias semanas antes y por eso pas?, pero y… ?Qui?n me iba a decir que ese mismo d?a, caminando por una callecita solitaria de Times Square, me topar?a frente a frente con Anthony Bourdain, uno de los chefs m?s controversiales de la gastronom?a y la tele internacional? (Mi hija Ana Valentina, curiosamente y muy graciosa, me hab?a dicho antes de mi salida “Me haces el favor y entrevistas a Anthony Bourdain y le llevas mis saludos”). ?C?mo iba yo a pensar a?os atr?s, que uno de los ‘bakeries’ con los productos mejor cuidados de la ciudad ser?a de una familia venezolana? y para rematar, ?C?mo iba a sospechar que la primera persona con la que compartir?a personalmente mi experiencia gastron?mica en Nueva York ser?a don Armando Scannone sentados en un sal?n de espera del aeropuerto John F. Kennedy? Definitivamente, doy gracias a Dios por lo vivido. No puedo hacer menos.

El primer d?a, llegu? como a las 6:00 de la tarde al hotel y me fui corriendo a visitar la Catedral de San Patricio, verdaderamente bell?sima y tan emocionante como me hab?an contado que era. Encontr? mucha gente tomando fotos, yo decid? dejar mis fotos para una siguiente visita. Me un? a un grupo que rezaba el rosario en ingl?s, yo lo hice en espa?ol. Maravillada observ? un asombroso recogimiento y respeto cristiano entre quienes estaban all?, en esa capilla dentro de la catedral. Detall? la imagen de la V?rgen Mar?a, lind?sima, el Santo Sepulcro impresionante, el piso con mosaicos bell?simos, los inmensos y coloridos vitrales que rodeaban la catedral. Estas ventas fueron hechas por renombrados artistas en Francia, en Inglaterra y en Boston, Massachussets. Encend? velitas a San Judas, a San Antonio, a la V?rgen de Guadalupe y a Santa Rosa de Lima. Me arrollid? ante La Piedad, tres veces m?s grande que la de San Pedro en el Vaticano y casi tan emocionante como. Rec? ante la imagen impactante de Nuestra Se?ora de Czestochowa, conocida tambi?n como la V?rgen Morena. Es tan bella y el Papa Juan Pablo Segundo la quer?a tanto que estoy segura que es milagrosa.

De all? sal? con una paz infinita y camin? por la quinta avenida hasta m?s no poder. Me devolv? hacia el hotel, impresionada porque a las 11:00 de la noche todav?a hab?an muchas tiendas abiertas y un gent?o caminando por las calles. Entr? en un sucucho para comerme una pasta con salsa de vegetales seleccionados por mi. Afortunadamente, el hambre era tan grande, que casi no me import? que aquel hombre le pusiera picante del m?s caliente a mi plato. ?Como que crey? que yo era mexicana? ?Seguramente! me escuch? hablando espa?ol con alguien all? en la tienda. Pas? aquello con dos latas de Coca Cola y varios trozos de pan.

El clima en Nueva York est? rarisimo. El d?a que d?a que llegu? vi a la gente y pens? que como que eran medio gafos. Andaban todos con abrigos y no hac?a fr?o. Era como una noche de enero aqui en Caracas y en las cuales nosotros ni siquiera usamos sweaters. Solo fue el ?ltimo d?a de mi visita cuando me di cuenta de lo que hab?a pasado, porque a mi me pas?. La gente sali? creyendo que habr?a fr?o y al final es preferible cargar los abrigos puestos que guindando en los brazos, aunque haga calor. Fueron d?as con una temperatura bien baja y un fuerte viento, muy agradable en todo momento. Menos mal, porque asi pude disfrutar y lucir mi chaqueta de pura lana gris oscura reci?n comprada en Zara, en el Centro Comercial Tol?n el d?a antes de irme. Solo el martes hubo lluvia y muy fastidiosa. Ese d?a sigui? igualito a como lo hab?a planificado, salvo por unos minutos m?s de cola y el ‘sightseeing tour’ dentro del autobus y no en la parte de arriba, como hubiera preferido. El mi?rcoles, antes de regresar al aeropuerto para venirme a Caracas, hab?a calor, calor del bueno.

Nuestra Se?ora de Czestochowa, NYCNuestra Se?ora de Czestochowa

Sobre mi viaje a Nueva York les seguir? contando en varios posts, creo que vale la pena. Tengo buenas fotos, las montar? ahora en Flickr.

DSC01756

This Post Has One Comment

  1. stelle

    Que foto! Me encanta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *