El venezolano George Duran: La voz de la cocina pop

GEorge Duran y Rosa Mar?a Gonz?lez
El chef venezolano George Duran y la periodista puertorique?a Rosa Mar?a Gonz?lez

George Dur?n no se considera ni chef ni cocinero. “Mi primera pasi?n es el
entretenimiento, la segunda la comida. Nunca dir? que soy un chef porque en
mi definici?n conllevar?a saber dirigir un restaurante. Mi enfoque y mi
negocio son otros”, afirma .

Entonces, ?qu? es George? Un gran comunicador que entiende perfectamente los
intereses del medio, la psicolog?a del tele-espectador, sus particularidades
culturales y c?mo atenderlas en pantalla, en prensa, en l?nea o en onda. As?
crea otro tipo de establecimiento culinario, un restaurante de trazos
invisibles, porque es virtual, en pantalla y la verdad es que proyecta un
establecimiento en buena onda y popular. “Ser buen chef es dif?cil, ser buen
animador tambi?n. Ser ambos es m?s dif?cil a?n”, explica.

Desde su ni?ez en su natal Venezuela, cuando no se perd?a ni un “S?bado
Sensacional” e imitaba al presentador con su “ya regresamos…”, coquetaba
con la c?mara y so?aba con hacer algo con ella.

A los 15 a?os se traslad? con sus padres a Nueva York donde hall? un mundo
diferente. “Programas como S?bado Sensacional no funcionaban en Estados
Unidos. La cultura televisiva era diferente. Tambi?n nuestro humor. La
psicolog?a social latina difiere de la estadounidense y me di cuenta de que
si quer?a explorar el mundo de la comunicaci?n audiovisual ten?a que
aprender m?s de los americanos y sobre c?mo hac?an las cosas”, recuerda.

Decidi? estudiar comunicaciones en New York University, y pronto se destac?
como profesional.

Pero al otro lado del medio, como audiencia, la atenci?n de George comenzaba
a capturarla un canal. “Food Network me abri? los ojos, vi que la cocina
ofrec?a oportunidades inexploradas. Desde peque?o me interes? siempre por la
gastronom?a, pero nunca pens? traducir ese inter?s en mi vocaci?n como
comunicador”.

As? escogi? la comida como veh?culo para canalizar sus inquietudes
comunicadoras. Al tomar la determinaci?n, supo que para hacerlo bien ten?a
que prepararse formalmente, y por ello emprendi? rumbo a la Ciudad Luz.

Monsieur George Dur?n
Dur?n pudo estudiar en cualquier escuela de cocina neoyorkina. Si fue a
Francia fue por querer sumergirse en la cultura del pa?s. En la reconocida
?cole Ferrandi de cocina francesa advirti? que no sab?a nada de cocina,
cuando cre?a conocer much?simo.

“Hice pr?cticas en restaurantes pero constat? que no era la m?o. Cocinar
para amigos es muy distinto a hacerlo profesionalmente. El de los
restaurantes es un negocio muy dif?cil. Probablemente nunca abrir? uno
porque soy muy perfeccionista, requerir?a de mi presencia continua y de
momento no dispongo el tiempo para ello”, explica.

En Francia volvi? a aflorar su vocaci?n comunicadora, haciendo una revista,
y un programa televisivo que revolucion? a Cuisine TV, Pop Cuisine, espacio
en el que utilizaban ingredientes de supermercado para hacer la mejor comida
francesa. Public? adem?s una revista.

Al cabo de tres a?os, y no sin antes estar a punto de tambi?n tener su
programa en Canal Cocina en Espa?a, regres? a Estados Unidos con inter?s de
ense?ar lo aprendido en sus peripecias galas. Sin encomendarse a nadie,
prepar? su portfolio, lo present? a productoras que hab?an trabajado con
Food Network, surgi? la idea de Ham on the Street, y cautiv? a todos por
igual.

“Mi inter?s no es la alta cocina. Eso lo dejo a los chefs restauradores. Mi
onda es la cocina de la gente com?n y corriente, y la posibilidad de
explorar la cultura y la psicolog?a social de la gente a trav?s de la
comida”, asevera quien ha hallado en la cocina cotidiana y de la calle, su
mejor veh?culo de expresi?n.

Comida al pie de calle

Juan Mari Arzak se inspira mucho observando calle, hace graffiti de huevo y
piensa que los chefs deben mirar los sem?foros imagin?ndose que son
bombones. A George le interesa saber c?mo se comporta la gente, qu? mercados
frecuenta, qu? come, porque eso le permite sentir el pulso de las
preferencias del consumidor y descifrar las tendencias, que pueden incluso
brindar ideas a cocineros para crear propuestas que satisfagan a los
comensales, porque responder?n a sus expectativas. “Ahora mismo en Nueva
York se est?n popularizando los bares de comida cruda (raw food bars) y los
restaurantes de comida org?nica”, comenta. Igualmente los CSAs (Community
Supported Agriculture), en los que las comunidades pagan para que se
cultiven ingredientes que luego se distribuyen entre sus miembros.

Si alguien observa mucho es George, que pasa cerca del 50% de su tiempo
fuera de su casa, y la totalidad del que pasa fuera, viajando, algo que
disfruta enormemente.

?C?mo surgen nuevos conceptos de programas?
“Ham on the Street, que ya no se producir? m?s, naci? en mis manos y tuve
mucho poder creativo en su desarrollo. Soy de cara gringa pero sangre
latina, y siempre que pude le a?ad? un sabor latino porque lo latino hoy es
important?simo. Me permit?a ser muy espont?neo y tener m?s control. The
Secret Life Of, uno de los de mayor rating en Food Network, tiene otra
din?mica. El equipo de producci?n hace su investigaci?n, consultan conmigo
cualquier idea interesante, les asesoro en materia culinaria, pero a veces
tenemos apenas horas para hacer todo”.

A George le encanta la antropolog?a culinaria y cuando surgi? la oportunidad
de reemplazar al presentador de Secret Life no titube? en aceptar el reto.
En el proceso interact?a mucho con la gente, incluso con la que cambia
nuestros h?bitos culinarios, como los chefs Alice Waters y Wolfgang Puck.
“Me fascin? el episodio sobre comida militar, su evoluci?n al punto de que
muchos soldados comen mejor que nosotros, ver camiones convertidos en
cocinas impresionantes, y aprender sobre la log?stica de distribuci?n. Fue
aleccionador para todos, incluso los familiares de los soldados. Me
encantar?a hacer un Secret Life de la comida en las prisiones, pero no creo
sea un tema que encaje con el esp?ritu del canal”, detalla.

?Cu?l ha sido el impacto de Food Network?

“El mayor no ha sido entre profesionales, sino entre quienes no saben
cocinar y les ha ayudado a perder el miedo de hacerlo por vez primera. Ha
abierto el apetito para entrar en una cocina, y comer menos comida r?pida,
lo cual es positivo para comer de forma m?s saludable”.

?C?mo comparas tu experiencia en Food Network con la de Cuisine TV?

Los enfoques en Estados Unidos y Europa son muy diferentes. La cultura de
cada pa?s influye mucho en lo que hay en televisi?n. Por ejemplo, la
gastronom?a est? ligada indisolublemente a la cultura francesa. De ah? que
haya incluso dos canales especializados, Cuisine TV, para masas, y Gourmet
TV, dirigido a profesionales. En Europa la penetraci?n de los canales por
cable es menor que en Estados Unidos, donde un 80% de la poblaci?n est?
suscrita. Por ende, los programas sobre comida tienen un impacto m?s
abarcador en la poblaci?n y su enfoque tiene que ser m?s popular.
Entre los consumidores, le presta mucha atenci?n al comportamiento culinario
de los latinos en los Estados Unidos, un mercado que tiene un potencial
culinario incalculable.

Para fines de 2008 contempla lanzar un libro de recetas en que explora ideas
novedosas para presentar de forma diversa platos cotidianos. “Es comfort
food con un giro. Comida que conocemos, pero con un toque especial,
sorpresivo, como puede ser una pizza presentada en sopa”, aclara.

La vida secreta de George

Cuando tiene tiempo para cocinar, le gusta utilizar ingredientes frescos.

?Y el vino, George?

“No bebo mucho, pero cuando bebo vino me gusta que sea bueno. Pero conozco
s?lo sobre vinos franceses y si me sacan de Francia, me pierdo. Entonces
prefiero entregarme a las recomendaciones del chef o el sumiller”.
George tiene un hermano que reside en Venezuela, pero de momento no tiene
planes de tener una presencia m?s visible en el pa?s, pues quiere consolidar
sus proyectos en los Estados Unidos, antes de expandirse a nuevos
territorios. Confiesa que le gustar?a tener un programa donde pudiera
cocinar en estudio y quiz?s exponer m?s comida internacional.
?Food Network? En espa?ol, queda para una pr?xima conversaci?n con George.

Por: Rosa Mar?a Gonz?lez
27 de julio de 2007

Blogalaxia Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *