Dr Ersch Wu Kummt, Dr Erscht Wu Sizt

Dr Ersch Wu Kummt, Dr Erscht Wu Sizt

(El Primero que llega, el primero que se sienta)

Por Manuel Alejandro Armas

A propósito de la celebración en Munich y varias ciudades del mundo de la fiesta cervecera más grande y popular del planeta, el Oktoberfest, vienen a mi mente algunas reflexiones sobre el muchas veces inexplorado vino alemán, tan particular y encantador como los habitantes de tan bellas tierras.

En Alemania, que posee como pocos países vinícolas un clima marginal frío de especial intensidad, 4/5 de las plantaciones de uva corresponden a cepas blancas, y ¼ del total plantado pertenece a la uva Riesling, que no sólo allí se origina sino que ha logrado situarse como la cepa insignia del país.

Notables atributos presentan los vinos de esta noble variedad, entre los cuales destaco su persistente acidez y gran capacidad para evolucionar en botella (cuando se trata de grandes ejemplares), esto acompañado de una incisiva expresividad aromática que cautiva. Estas propiedades cobran mayor valor si tenemos en cuenta la dificultad lógica que presenta cualquier uva para madurar en un clima tan extremo.

Y precisamente allí, en el frío territorio alemán y en la fronteriza zona francesa de Alsacia, es donde el Riesling alcanza su mejor nivel. En Alemania, donde el riego artificial del viñedo no está permitido para vinos de calidad, la planta puede alcanzar importantes niveles de stress hídrico, lo cual redunda en un grano más concentrado y potente. Si el productor cuida los detalles desde el viñedo, controla los rendimientos y además el clima se suma al esfuerzo proporcionando las horas de sol necesarias, una gran parte del camino ya se ha recorrido.

¿El resultado? Vinos opulentos que además de los aromas florales característicos de la variedad pueden llegar a desarrollar notas de hidrocarburos (kerosene, gasoil, gasolina) que si se presentan en niveles adecuados, hacen del vino una verdadera joya para narices y paladares avanzados. Tales aromas provienen de un compuesto cuya denominación química se abrevia con las siglas TDN y que aparece cuando se conjugan las condiciones anteriormente descritas.

Dado que el Río Rhin y sus afluentes besan con sus corrientes las trece “Anbaugebiet” o zonas vinícolas, la humedad es una constante, y por ende, el crecimiento de la botrytis resulta muy común. Al extenderse en los viñedos, este hongo noble se posa en cada grano, debilitando su piel y provocando su deshidratación, haciendo que en su interior se produzca una mayor concentración de azúcar.

Estas condiciones hacen que en Alemania, se desarrollen diversos estilos de Riesling, determinados por el nivel de maduración y contenido de azúcar de las uvas, que también darán paso a vinos con mayor o menor nivel de azúcar residual pero con potente estructura aromática, muy distantes del desdichado “Liebfraumilch” responsable en gran parte de la mala imagen que detentaba el vino alemán hasta hace algunos años.

Sin duda, se trata de un tesoro escondido al cual no se accede fácilmente, pues es tan alto el consumo en Alemania que además de guardar para sí la gran mayoría de sus buenos vinos, el país se ha convertido en uno de los mayores importadores de caldos provenientes de otras latitudes.

Si tiene usted la dicha de acceder a una buena botella de Riesling alemán no se desespere al buscar un momento para consumirlo. Resérvelo para un homenaje, llévelo a la mesa. ¿Armonías? Platos con carácter, potentes. Ahumados y juegos con agrios y picantes (como el afamado chucrut alemán) funcionan muy bien. En conclusión: logran armonizar de manera perfecta donde casi ningún otro vino lo hace.

Invite a sus homenajeados a disfrutar de un afectuoso fogón y deje que el vino hable. Verá como muestra su grandeza sin pretensiones, haciendo honor al festivo y sencillo carácter alemán. Y aplique una regla que funciona muy bien en la versión de Oktoberfest que se organiza en la Colonia Tovar, en Venezuela: “Dr Ersch Wu Kummt, Dr Ersch Wu Sizt” (El primero que llega, el primero que se sienta).

Sabores

Manuel Alejandro Armas

Sìgueme en Twitter: @m_armas.

Vinos, Spirits, Gastronomía, Novedades y Tendencias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *