Chef Helena Ibarra abre una ventana al mundo

HELENA IBARRA

Helena Ibarra ha ganado uno de los más importantes premios a nivel internacional que puede ganar un chef. Su libro titulado “Cocina Extra-Ordinaria” figura hoy como el mejor libro del mundo producido por una chef mujer. El reconocimiento es, nada más y nada menos, que de la organización Gourmand World Cookbook Awards.

Me ha tocado defender los productos de calidad venezolana -me dijo Helena Ibarra con una euforia contagiosa pocas horas antes de viajar a Francia- y me ha tocado abrir esa ventana al mundo. Me ha correspondido Gourmand Awards como pedestal, es decir, estar nominada como libro de Best Chef of the World, mejor chef mujer del mundo, entre las mejores cuatro autoras de libro, con mujeres de trayectoria, artistas, empresarias, de libros.

Es una responsabilidad muy grande, abrir esa ventana al mundo, Helena ¿Qué vas a mostrar?

Debo abrir un mercado que no conoce nadie en el mundo. Tu buscas la palabra “culantro” en Google y te aparece China, y te aparecen recetas chinas, pero nadie dice que se usa en la cocina venezolana. Porque la información acerca del hacer de uno es una información verbal de mujeres, de mujeres silentes, develada por el petróleo. Porque no nos interesa que este mercado agrícola sea conocido afuera.

¿A quién le interesa que el apio sea conocido alrededor del mundo? Solo lo que interesa al ama de casa para dárselo a sus hijos, pero eso no quita que el apio es de una calidad extraordinaria, tanto como pudo ser para los franceses hacer su cassoulet.

Yo llevo el yin y yang de caraotas negras en contraposición al cassoulet para que comulguen con una hostia originaria, que es de yuca, y que me parece que abre esa ventana a través de la fibra. Que no conoce Europa, pero que es bueno que se empiecen a dar cuenta que existe, más allá del comercio, del mercado, de la literatura, de las convenciones, de Mistura. Mistura tiene un mercado de apoyo importantísimo, que les interesa, pero eso no quita que Venezuela tiene una comida muy compleja a nivel de sabores…

Y de técnicas también…

Y técnicas ancestrales, que no nos han interesado promover. Como no nos ha interesado tampoco promover el turismo, ni tantas otras cosas buenas que tiene Venezuela…

Porque no creíamos que eran tan importantes quizás…

…Porque son parte de un uno, algo muy personal…

…Porque somos humildes…

No, no -hay risas- creo que es peor, que está en nuestra historia. Creo que el impacto de esa confrontación con los españoles inicial, donde mataron a todos los indios, ha dejado como un cuento, un ya yo no voy a mirar tu espejito, ni quiero tu espejito. Ni te voy a dar el oro a cambio. Los espejos ya no son el sol, como dice mi canción, fin del cuento.

Creo que eso definitivamente marcó a Venezuela desde el punto de vista cultural profundamente, la hizo hermética al discurso cultural hacia afuera, como que no queremos mostrar mucho hacia fuera lo que hacemos. Lo vivimos y disfrutamos porque somos gozones, vivimos ese placer, pero no hemos hecho mucha alharaca.

Este premio si pone algo, porque ya hay un libro donde está explorado más allá de la raíz, y creo que eso le va a dar una dimensión a la gente afuera, a quien asista al Gourmand, le dirá que aquí si hay un lenguaje.

¿Cocina Extra-Ordinaria se va a poder encontrar a nivel internacional?

Depende de las negociaciones que hagamos, porque de eso se trata Gourmand, podrían reeditar. La idea es tener entrevistas, reuniones, para reeditar el libro, y reeditarlo en otros idiomas, sería maravilloso. Esta es una feria editorial.

¡Vas a cocinar allá!

Los recibo con el yin y yang de caraotas con los collares de Adriano Rusell, con mi hija, con un liqui liqui negro, con postales sobre el yin y yang y las recetas atrás. Es un stand que le dan a cada nominado de este renglón, a los primeros cuatro renglones del premio.

Voy a llevar el gran rompecabeza, porque tiene que ser una demostración sencilla. Quiero llevar los perfumes del país, no quiero llevar platos como el asado negro, de tantas horas de cocción. No quiero que nos vean con platos tradicionales y nos vean como una cultura anclada en tradición. Voy a llevar el gran rompecabeza porque tiene culantro, cilantro en flor, la hierbabuena, ese encuentro de perfumes, el apio que no lo conocen, la yuca…

¿Llevas sarrapia, chocolate, cacao?

No, no, no llevo nada de lo que se ha trillado. Llevo los perfumes esenciales para que la gente conozca que aquí hay un universo de perfumes, las texturas, las galletas de pescado con los cubos de pescado, ese nado original, para que sientan la ligereza y la salud que hay en la propuesta y que es algo sencillo. Y el ají dulce, maravilloso ají dulce bañando todo esto…

Y vas a disfrutar Paris. Familiares te esperan allá, te harán un recorrido leí por allí…

Paris, eso me da muchísimo placer, que sea en Paris. También voy a visitar la champaña Laurent Perrier.

Me llevo a Luis Carlos Perez, el primer chef de Palms, que estuvo ocho años trabajando conmigo, y que bien merecido se tiene estar al lado en el Gourmand. ¡Es ya como mi esposo! -risas-.

Vamos un equipo de cuatro personas: Mi hija Samantha Dagnino y mi manager, Miguel Sayago, también me acompañan.

Thermomix de Venezuela nos está apoyando poniendo equipos allá, igual que Restoven, con la Cámara Francesa, nos apoyan para poder financiar este proyecto y hacer que esta presentación esté a la altura.

Para que nos vean como una propuesta muy seria y no como una cocina tradicional que se descubre con una sonrisa tímida, esta pretende centrarse con un discurso sólido. Si lo entienden será una maravilla. Es un concepto donde hay técnicas, manejo de perfumes, donde se defiende la cocina de calidad, la espuma pero también el fondo del mar…

Helena se fue corriendo. Un taxi tenía veinte minutos esperándola. La llevaría a su casa para recoger sus maletas y dirigirse a Maiquetía. Luego un vuelo a Paris la llevaría para que abriera una ventana. ¡Una sorpresa de sabores para el mundo!

Y Helena voló a París. No sin antes compartir conmigo lo emocionada que estaba ante la posibilidad que habría de estar y conversar con el legendario cantante Paul McCartney. ¡A su regreso nos contará!

Sabores

Puedes leer la noticia de los premios, en El Universal, haciendo click aqui

Puedes visitar la página del Cookbook Fair haciendo click aqui www.cookbookfair.com/

Puedes leer sobre el libro Cocina Extra-ordinaria de Helena Ibarra, haciendo click aqui

Puedes leer sobre los finalistas del Gourmand World Cookbook Awards haciendo click aqui

This Post Has 4 Comments

  1. Golcar Rojas

    Esta noticia nos enorgullece como venezolanos. Siempre he sentido que nos avergonzamos un poco de nuestroa sabores, los tenemos como a menos. Nos parece que unas caraotas, unas tajadas de plátano maduro o el dulzor del apio venezolano son “ordinarios” que no tienen valor culinario como para pararse al lado de sabores europeos que, en algunos casos, hasta sosos resultan. Helena da un paso al frente para decir que nada que ver, esos sabores no solo son únicos sino exquisitos y pueden competir en cualquier feria del mundo.

  2. Maria Luisa Rios

    Golcar, ¿Cuándo has visto que te inviten a almorzar o a cenar pabellón criolllo en una casa? Nada más sabroso que sorprender a la gente de esta manera. Invitarla, sin decirle qué habrá de comida, y servirle un pabellón criollo bien hecho. O un primero de enero con guarapo de papelón, lentejas y chorizo carupanero y arroz blanco con ají dulce.

    A quienes me leen, hagánlo un día, se divertirán montones!

  3. Golcar Rojas

    Por casualidad, Marialuisa, el próximo post en mi blog tiene un relato sobre un pabellón criollo y Joan Manuel Serrat, hace 13 años en Maracaibo. Para mi el pabellón es una de las comidas más ricas y que disfruto desde niño. (Siempre he dicho que tengo paladar de pobre).

  4. kim

    Golcar, ningún paladar de pobre!!! Eso fue lo que nos metieron en la cabeza que nuestra comida típica era de pobre y la de otros paises era chic, era cache. Amemos lo nuestro por favor!!! Que es eso de decir que porque comemos caraotas es paladar de pobre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *