CARA A CARA: MARTINIANO Y HELENA

Al 26 de marzo 2006 027

 

 

Por ?ngela Or?a

 

Tremendo binomio result? Martiniano Molina y Helena Ibarra.  El primero es un medi?tico chef argentino, estrella del canal Gourmet.com  y punta de lanza del restaurante Madero Tango, quien durante una semana cocin? en diversos escenarios de Caracas, invitado por la empresa Gourmet Lounge, que se ocupa de hacer eventos para promocionar a cocineros de autor. La segunda, desde hace un par de a?os, reina en los fogones del Hotel Altamira Suites. Hace cocina de inspiraci?n utilizando ingredientes del terru?o y es celeb?rrima, entre otras cosas, por sus teque?os de queso de cabra con salsa de papel?n y los cuentos de su autor?a que escribe y lee en eventos culinarios de car?cter privados.

Ambos, el pasado viernes, ejecutaron a cuatro manos, un men? degustaci?n (Bs. 140.000 por persona) en el restaurante Palms del mencionado hotel capitalino. Fue un careo humilde y desde el punto de vista gastron?mico, un at?pico contrapunto culinario sin equ?vocos.  La intenci?n del t?ndem no fue competir, sino compartir un multis?pido intercambio. Los beneficiados fueron los comensales que acudieron a casa llena al promisorio fest?n.

El encuentro consisti? en cinco platos, cuyo maridaje con los vinos fue patrocinado por la serie de varietales Trapiche que representa y distribuye Maison Blanche. Los aperitivos y entrantes, compart?an las creaciones de cada chef, en un mismo plato. Por su parte,  Martiniano se luci? con la “faina de cilantro con grablax de lomito” y “soff de humita con pan de le?a”. Helena present?, “sorpresa con churros y salsa de asado negro tiraditos criollos”. Luego, el sure?o contin?o la sinfon?a de sabores con “t?rtaro de at?n rojo marinado en sake, crocante camar?n en sumac y vinagreta c?tricos”, su contraparte femenino, se luci? con “palmitos rellenos de aguja ahumada y salm?n”.

Los platos principales fueron presentados en rol protag?nico de manera individual. ?l ejecut? un estupendo “bondiola de cordero asado a la le?a, batata caramelizada y perfumada, hinojos ahumados y salmuera con ojo de buey”. Helena no se qued? atr?s, hizo alarde de sus dotes con un “centro de punta trasera en perfumes de amaranto”.

Para cerrar con broche de oro, Martiniano demostr? que dome?a igualmente bien lo dulce como lo salado. La “perfecta combinaci?n de dulce de leche y Chocolate El Rey” parec?a un tiramis? con m?s estructura, que coqueteaba con la “tarta de cambur manzano con tacita de Gran Sam?n y helado de Ponche Crema” de Helena, coronado por un caramelo hecho con katara, hormiga del amazona de sabor picante que recuerda la explosi?n en boca de la pimienta.  

Salvo el detalle de las temperaturas, (¿desperfecto de la salamandra, impericia del engranaje de la brigada sala-cocina?), una falta que redund? en los grados adecuados para servir del vino, la iniciativa se aplaude. Es poco usual tener el chance de que dos estrellas brillen por igual.

 

This Post Has One Comment

  1. Glango

    interesante..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *